viernes, 5 de diciembre de 2014

Recomendaciones para un finde diferente en París

París es una ciudad que requiere de bastantes días para visitarla y conocerla completamente. Es una ciudad preciosa, enorme y con gradísimas atracciones culturales. Aparte de las típicas, claro, la torre Eiffel, el Arco del Triunfo y demás, que se pueden ver en un par de días, existen otras que requerirían de mucho más tiempo.
El Museo del Louvre, por ejemplo, es tan grande que requiere de unos 5 días para poder verse en su totalidad, tal es la colección de obras de arte que tiene, a pesar de que sea conocido por tener el cuadro de la Mona Lisa.
Pero en éste artículo os voy a recomendar una serie de lugares diferentes, duriosos, para contemplar, para comer, beber y, en definitiva,  para disfrutar durante un fin de semana:


- El Instituto del Mundo Arabe, de Noubel



Lugares para pasear y visitar: 


  • Les Buttes Chaumont es un precioso parque con un lago, donde perderse paseando, y donde pudemos parar a tomar un café en Rosa Bonheur, no existe nada más parisino. 
  • Le Canal St. Martin: el Canal más famoso de París, pero que debería ser obligatorio visitar cada vez que se va a la ciudad.
  • Le Parc de Belleville: donde hay una excelente vista de la ciudad.
  • La Petite Ceinture: un paseo a traves de unas vías de tren abandonadas, de 1,3 km de largo, situado en pleno corazón parisino.  
  • Passage Brady: es un pasadizo lleno de restaurantes y tiendecitas Indias.
  • Pasear poor los jardines de Albert Can
  • Un paseo por el  Mercado de las Pulgas de Clignancourt, donde encontrar todo tipo de cachivaches y ropa antigua.
  • Un paseo por Le Marais, un barrio de jardines y rincones escondidos, calles adoquinadas y panaderías, que esconde alguna de las mejores galerías de arte de la ciudad.


Un París tétrico:


Las Catacumbas: un lugar espectacular y tétrico a la vez, y uno de los principales atractivos turísitiocs de París, que consta de una red de túneles de 300km donde se encuentran enterrados más de 6 millones de personas.

Comer y Beber en París


Para comer: la rue de Mouffetard: es una vía peatonal con muchísima vida tanto diurna como nocturna, situada entre el Pantheon y el Barrio Latino, donde encontrar un montón de tiendecitas con productos franceses típicos, como queserías, chocolaterías, etc...
En la misma Rue Mouffetard se encuentran también un montón de restaurantes donde degustar la gastronomía local: fondues, crépes, patés y magrets...

Es recomendable el Bar Le Reminet, un Bistrot cerca de la catedral de Notre Dame, justo al lado de Saint-Michel, con una cocina de altísima calidad a precios bastante ajustados.


 

Tomarse una copa: 

  •  Les Folies de Belleville: una terraza estupenda donde tomarse una cerveza o una copa de vino,que se encuentra cerca del pasaje donde los Grafiteros se reúnen para pintar y repintar diariamente los graffittis. 
  • - El club Silencio, de David Lynch, en el 142 de la Rue Montmartre. El club más cool del planeta, de acceso ultra exclusivo, diseñado por el director para su película Mullholland Drive, si tienes la oportunidad de entrar, no te lo pierdas. 
  • Para gente más alternativa, muy recomendable el bar Le Fanfaron, de estética y música más rockera.